February 7, 2020 Business 0 Comment

La buena fe, en materia de Extinción de Dominio, el Art. 11de la Ley Especial de Extinción de Dominio y Administración de Bienes de Origen o Destinación Ilícita (LEDAB), establece que los bienes que sean objeto de un proceso de extinción de dominio, se les presumirá que han sido adquiridos o destinados en buena fe, es decir, que han sido utilizados u obtenidos para el fin o propósito que han sido creados.

Sin embargo, por medio de la sentencia del 28 de mayo del 2018 de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, en su sentencia Inc. 146-2014/107-2017, establece ciertos parámetros en que podrá operar la carga dinámica de la prueba, es decir, que a la persona que se encuentra en calidad de afectado, deberá probar ciertos aspectos para que sus bienes no sean privados y pasen a nombre del Estado.

Eso se llama, acreditar la buena fe exenta de culpa.

Ahora la pregunta es: ¿cómo acreditarla? Además de cumplir con los requisitos legales y los plazos procesales estipulados en el Art. 14 literal C y 32 de la LEDAB.

Aquí algunos parámetros:

  • Identificación de bienes:

Se debe de identificar claramente qué bien queremos proteger en un proceso de extinción de dominio, y debemos individualizarlo por medio de sus características, sean números de matrícula, color, lugar de ubicación.

Podemos tomar los datos a través de una certificación literal, en caso que los bienes sean susceptibles de registro.

  • Verificación de origen de bienes:

Si los bienes que nos interesan son susceptibles de registro, podemos verificar si han pertenecido a personas que han tenido problemas legales notorios, o individuos que tienen conductas de negocios inusuales y generan desconfianza. Si no hay lógica alguna respecto a un bien que se quiera dejar en garantía, o hacer un negocio con alguien de dudosa reputación genera duda, es mejor no realizarlo.

  • Seguimiento de debida diligencia:

¿Ha escuchado sobre sistemas de prevención de lavado de dinero? ¿Debida diligencia para prevenir delitos dentro de la empresa?

Todo ello puede ser de gran ayuda si el sistema de prevención del delito dentro de la empresa es idóneo, y a la vez, fue aplicado correctamente.

Ejemplo de ello es si un Banco realiza un préstamo hacia una persona, y esta consigna en el mutuo hipotecario que destinará los fondos para construir un edificio en un lugar determinado. Si a través de una diligencia de verificación del banco se identifica que el edificio no fue construido en el lugar acordado, no hay respuestas del individuo y paga más de lo acordado según el plazo estipulado, es una señal de alerta.

  • Comunicación con autoridad competente.

¿Existe obligación legal de comunicar actividades inusuales que tengan que ver con productos financieros o bienes hacia la Unidad de Extinción de Dominio? Sí lo hay, y se encuentra en el Art. 51 LEDAB.

Si usted ha cumplido las tres primeras recomendaciones generales, tenga la confianza de realizar la comunicación pertinente a la Unidad Especializada de Extinción de Dominio, para que en vez de tener problemas en la jurisdicción especializada, pase usted o su empresa, a ser colaborador de la Fiscalía General de la República.

Eso no solo le ayudará en acreditar la buena fe exenta de culpa, sino también, su valor reputacional se verá incrementado por colaborar acordemente con las instituciones del Estado.

Artículo escrito por Lic. Ricardo Langlois

Abogado de El Salvador, experto en Extinción de Dominio.